¿Cómo elegir esquís?

Cuando se trata de elegir los esquís correctos, la tarea a veces puede resultar abrumadora. Existen tantas opciones y además las especificaciones técnicas son difíciles de entender. Y hoy descompondré esta información para ayudarte a tomar una decisión apropiada e informada. Un poco de investigación puede ser de gran ayuda para comprender los esquís.

Una de las primeras cosas que debes hacer, cuando estés preparado/a para comprar un par de esquís, es pensar en tus esquiadas de ensueño. ¿Qué aspiraciones tienes en el esquí? Para mí, mi mente viaja a un día de nieve polvo profunda sin peligro de avalancha. Sueño con trazar líneas empinadas mientras las cámaras toman fotos y graban videos que terminarán en alguna película de esquí o en las portadas de las revistas.

Después de disfrutar de esa fantasía por un momento, vuelvo a la realidad. Y la realidad es que la mayoría de los días no son estables, días de nieve polvo profunda. La mayoría de las veces, estoy esquiando en nieve polvo ya esquiada o nieve cambiante y para estas condiciones no siempre necesito un esquí ancho. Por supuesto, quiero algo que se pueda manejar en un día de nieve polvo más profunda, pero la realidad para la mayoría de los esquiadores es que esos días de esquiar en polvo profundo, sin huellas, son raros y la nieve polvo rápidamente se llena de trazados. La buena noticia es que hoy en día hay muchos esquís en el mercado que te permitirán la versatilidad de tener flotación en nieve polvo conservando también la maniobrabilidad y la capacidad de respuesta en condiciones de nieve más difíciles.

Tomemos un momento para hablar sobre especificaciones de esquís. El ancho de los esquís se mide en milímetros. El ancho más común del que hablamos es el ancho bajo el pie. Los anchos de esquí varían entre 60mm y 130mm. Otro término descriptivo para hablar de esquís es el ancho de la punta del esquí. La longitud de los esquís se mide en centímetros y los esquís de adulto comienzan alrededor de los 145 y alcanzan alrededor de los 195cm.

Por ejemplo comencemos nuestro análisis con un Elan Ripstick 94 W. En este caso un esquí de 163 cm de largo, el ancho de la punta o espátula es de 134 mm, el ancho del patín o bajo el pie es de 94 mm y el ancho de la cola es de 109 mm. Estos datos te darán una idea de la forma del esquí y pueden ayudarte a visualizar cómo se verá. También puedes ver en la página web de muchos fabricantes el radio de giro de sus esquís. Para el Ripstick 94 W, el radio de giro es de 15 m. El radio de giro de este esquí fluctúa entre menos de 16 metros para esquíes cortos hasta 22 metros para los más largos.

La moderna tecnología del esquí de hoy te permite esquiar con esquís más cortos de lo que podíamos en el pasado. Para esquís de travesía, recomiendo elegir un esquí que sea más corto al que estas normalmente acostumbrado/a. La razón es que pasas el 90% de tu tiempo cuando practicas esquí de travesía llevándolos cuesta arriba. Un esquí más corto es más ligero y más maniobrable para hacer giros pronunciados en el descenso. Tener un esquí de patín más corto y estrecho también te permite sumergirte más en el polvo y obtener más giros cara a la pendiente.

Otra consideración para elegir el ancho del patín y las dimensiones de tu esquí es si tú estás añadiendo este esquí a una colección de esquís existente para completarla, o si este va a ser tu único esquí maravilla de la funda. Después de años de probar esquís y tener una gran variedad de esquís para elegir, considero que un esquí que tenga entre 88 a 96 mm debajo del pie es el más versátil. Todavía puedes esquiar en nieve polvo con un esquí de este ancho, también esta dimensión del patín te permite girar cómodamente los esquís en los baches, reducir la tensión en tus rodillas y poner el esquí al límite. Si vas a tener múltiples pares de esquís, entonces podrías considerar agregar un esquí para nieve polvo que tenga 100 mm o más bajo los pies para esos días verdaderamente profundos.

One of my biggest pieces of advice for picking skis is to do your own research instead of relying on the recommendations of your partner, someone at a shop or a friend. The reason is – ski preferences are highly individualized. Think of it as ordering from a menu at a restaurant. Someone may like their food spicier than someone else. Or think of it like picking shoes. Your foot shape may be completely different than your partners.

One of the ways you can learn more about skis is by reading reviews in magazines such as Backcountry, Powder, Ski, Skiing or online on onthesnow.com, blister review or wildsnow.com. You can also read the reviews and descriptions on retailer’s websites. Skis are a relatively big investment, and it is better to take the time to do your own research to get the right ski for your style.

Uno de mis mayores consejos para elegir esquís es hacer tu propia investigación en lugar de confiar en las recomendaciones de tu pareja, alguien de una tienda o un amigo. La razón es que las preferencias en el esquí son muy individualizadas. Piensa en esto como si pidieras el menú en un restaurante. A alguien le puede gustar su comida más picante que a otra persona. O compáralo con la compra de tus zapatos. La forma de tu pie puede ser completamente diferente a la de tu pareja.

Una de las maneras en que puedes aprender más sobre los esquís es leyendo artículos de revistas como Backcountry, Powder, Ski, Skiing o en internet las revistas online onthesnow.com, blisterreview.com o www.wildsnow.com. También puedes leer las opiniones y descripciones en los sitios web de las tiendas de deportes de invierno. Los esquís son una inversión relativamente grande, y es mejor que te tomes un tiempo en hacer tu propia investigación para obtener el esquí más apropiado para tu estilo.

Los días de esquí son inestimables y encontrar el equipo adecuado puede ayudarte a maximizar la diversión. Haz tu propia investigación e insiste en conseguir el esquí apropiado para ti. Recuerda, un esquí no tiene que ser pesado para ser suave. No confíes ciegamente en tu pareja o en un vendedor de esquís para decirte qué esquí debes elegir. Y si eres más experto/a que tu amigo/a, escucha sus objetivos y experiencias en el esquí, ayúdales a recopilar información para tomar una decisión informada. Mientras que unos esquís de segunda mano pueden ser buenos, a veces vale la pena gastar un poco más para obtener un esquí que funciona para ti. ¡Aun así todavía puedes encontrar excelentes esquís usados en el mercado!

¡Gracias por leer algunas de las cosas que he aprendido sobre cómo elegir un buen esquí y nos vemos en las pistas!

Caroline Gleich